Bar Restaurante Tarrasó

Calamares

Gaianes, C/ Mare de deu de la llum, 9

Gaianes es un pueblecito que engancha. Es pequeño, tiene encanto, una sierra cerca, una albufera y un genial entorno. Todas estas cosas lo convierten en una buena zona para visitar en fin de semana.

Si piensas en una visita por la zona y quieres redondear el plan, plantea comer en Tarrasó para probar alguna de sus especialidades. No soy especial amante de la carne de conejo, me gusta en sus distintas formas de prepararlo, pero no es algo que suelo pedir, sin embargo, aquí he comprobado que debo “cambiar el chip”.

Algunas de sus especialidades hay que reservarlas y en esta ocasión optamos por reservar el conocido “conill espatarrat”.

Inicialmente sirven las mesas con unos frutos secos y patatas de bolsa para acompañar la primera bebida. No quisimos pedir demasiadas entradas pensando en el plato principal.

Plato combinadoComenzamos con unas tellinas y calamares, platos correctos pero sin ser como los que puedes probar en otros sitios más especializados en pescados y mariscos.

Por último, tomamos unas raciones de queso fresco a la plancha, cocinado con una hoja que no reconocí, pero que le daba un toque y sabor original.

A continuación llegó el turno del famoso conill espatarrat. Dos conejos para 5 adultos y un par de platos combinados caseros para los dos comensales que no comían conejo.

Como bien indica el nombre, lo sirven en fuente de barro “espatarrado”, con una base de patatas y aceite. Puede parecer aceitoso, pero no resulta así. Está suave y la carne deliciosa en su punto. Jugoso y de lujo. Nada que ver con otros platos de conejo que puedas haber probado.

Resultó bien de cantidad, de hecho sobró un poco que optamos por llevar en “tupper” para el día siguiente. Si el conejo estaba rico, las patatas que lo acompañaban, no se quedaban cortas. Tiernas, casi mantecosas y con muy buen sabor.

Como postres, pedimos una tarta de queso y una de manzana, ambas caseras y muy correctas. En especial, la de queso me gustó bastante, distinta de la típica tarta de queso, pero muy buena.

Todo acompañado por unas cervezas, un “Paquito el chocolatero” tinto, de la zona, y unos cafés. 6 adultos y una niña, pagamos unos 120€. Nos invitaron a unos herberos caseros también.

En definitiva, un sitio agradable, bar de los de siempre, con una carne de conejo espectacular y en una zona que invita a pasear, descansar y disfrutar.

De un vistazo:

  • Está en: Gaianes, C/ Mare de deu de la llum, 9. Ver en Maps.
  • Cierra: Domingos y lunes, y martes todo el día.
  • Parking: Es una población pequeña sin problema de aparcamiento cerca.
  • Precio: Menús entre 8€ y 15€. A la carta, 12€-20€.
  • Servicio/pan: Sin costes añadidos.
  • Opinión general: Bar de los de siempre, con trato amable y con un conejo para chuparse los dedos. Hay que probar sus especialidades sí o sí.
  • A mejorar: Correcto y sin quejas.
  • Atención/servicio: Amable y cercano.
  • Distribución: Interior y algunas mesas en la calle.
  • Opciones vegetarianas: Insuficientes para comida completa.
  • Con bebés: Sin problemas.
  • Con niños: Correcto y al ser  la calle poco transitada, con buen tiempo, puede ser una buena opción.
  • Carta de vinos: Sencilla y con vinos cercanos.
  • Fecha visita: 12/04/2015
  • Bar restaurante Tarrasó

2 Responses to Bar Restaurante Tarrasó

  1. raul vicedo dice:

    Yo lo he frecuentado mucho, tras escalar la cresta del Benicadell. Muy buena recomendacion, de uno de los clasicos de la xona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR