Cedeira, acantilados de Loiba y alrededores

Cedeira es un municipio de la comarca de Ferrol, en las llamadas Rías Altas. Esta zona de Galicia, poco explotada para el turismo, posee unos preciosos acantilados y calas recónditas de aguas transparentes. En una escapada de pocos días, tomando Cedeira como base, podemos visitar una parte de este bonito litoral llegando hasta Estaca de Bares.

Comenzamos con un paseo bordeando el puerto de Cedeira y adentrándonos en un camino que lleva a unas antiguas cetarias y una preciosa cala. Famoso en San Andrés de Teixido por sus peregrinaciones, se dice que quien no va de vivo irá después de muerto convertido en un ánima en pena o en pequeña alimaña. Aunque desde la Edad Media es santuario cristiano, su antigüedad es mayor, ya que al parecer fue lugar sagrado de cultos relacionados con los druidas y los celtas. Digno de visitar por el camino que conduce hasta él y por su historia. El Faro de Punta Candieira, con su sinuosa carretera, ofrece unas maravillosas vistas.

Playa en Cedeira

Un poco más adelante en el camino encontramos los espectaculares y abruptos acantilados de Loiba en Ortigueira, que incluye seis inaccesibles playas de arena blanca. Estos acantilados son de los más altos de Europa y, en mi opinión, nada tienen que envidiar a los escoceses, por poner un ejemplo… Aquí se encuentra “el mejor banco del mundo”, famoso gracias a un anuncio de Ikea, y es que la verdad, las vistas desde él son sobrecogedoras.

Acantilados Loiba

Y para terminar, el cabo de Estaca de Bares y su faro, donde además podréis disfrutar de una estupenda comida en cualquiera de los restaurantes situados en el Puerto de Bares. Nosotros estuvimos en el Restaurante La Marina y tomamos buey de mar cocido y rape en caldeirada con un vino de la zona. Muy buena calidad y bien preparado, la caldeirada muy sabrosa y generosa la ración, incluso para dos.

De vuelta a Cedeira, os recomendamos la Taberna do Puntal. Este restaurante que se encuentra en la frontera entre los municipios de Valdoviño y Cedeira, exactamente en el kilómetro 21,5 de la carretera que une Ferrol y Cedeira, además de pulpo y buen marisco, tiene una de las mejores tortillas de patatas de A Coruña, no probamos las demás pero ésta estaba espectacular, jugosa y muy sabrosa. En resumen, una preciosa zona, bastante desconocida hasta el momento, por lo que conviene aprovechar antes de que se transforme y pierda su encanto natural.

Tortilla en Taberna do Puntal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR