Comiendo por Madrid, La bodega de los secretos

Bodega de los Secretos

Siempre que hacemos alguna escapada a Madrid planificamos los restaurantes que vamos a visitar como una parte del viaje, pues la gastronomía siempre es una parte de cualquier escapada.

Ya os hemos contado nuestra experiencia por algunos mercados, y hoy seguimos contando nuestras experiencias, en esta ocasión, nos vamos a cenar a un rincón romántico muy cerquita de Atocha, La Bodega de los Secretos. Una antigua bodega restaurada, con pasillos en forma de laberintos y mesas en los recovecos que se usaban para almacenar las botellas. Un entorno muy bueno para una velada especial.

Es lugar es muy original, romáNuestra Mesantico y con mucho encanto. Cuando terminas de cenar y si quieres, te pueden explicar un poco de la historia del lugar y algunos de sus secretos.

En cuanto a la ubicación de las mesas, hay algunos pasillos, donde todas las mesas son de pareja, por lo que aseguras una cena muy tranquila. En cambio, la que nos tocó estaba en un pasillo en el que un lateral eran mesas para dos y el otro lateral eran de 4-6 comensales. No hay problema siempre y cuando no tengas los ruidosos que nos tocaron a nosotros en la mesa más cercana.

Y respecto al ambiente, pues bueno…. En un sitio así, con una cena tranquila por delante y un entorno totalmente encantador, lo último que me esperaba era oir “…uiuiuiuiiii mi gato hay uiuiuiuiiiii…”. Esa música no acompaña nada.

Para cenar, elegimos 3 platos para compartir, todos en crudo y un postre:

  • Laminado de pez mantequilla con trufa, muy bueno y aunque inicialmente me dió la impresión de que la trufa se iba a imponer totalmente, pero estaba equilibrado.
  • Trio de Steak tartar, cada uno coronado con un ingrediente distinto, trufa, anchoa y wasabi.
  • Tataki de atún con sésamo, gelatina de mango y ajoblanco. La opción que me pareció más prescindible, no estaba todo lo tierno que me esperaba y un poco más cocinado/marinado que a mi gusto.
  • Sorbete de Mojito, correcto sin más.

En definitiva, una opción curiosa para cenar, un entorno envidiable y una comida buena por lo que pudimos probar, con un servicio amable y correcto, pero algunos detalles y a mi parecer, le faltaba algo de profesionalidad. Una cena que podría haber sido mejor si no nos hubieran tocado los ruidosos de turno y si utilizaran otra música más acorde al entorno. Con alguna cerveza y unas copas de vino, pagamos unos 29€ por persona.

One Response to Comiendo por Madrid, La bodega de los secretos

  1. Vinos dice:

    Hola, soy Rolando de bodegasyvinos.info y me gustaría comentaros que amigos me recomendaron vivitar bodega de los secretos y seguí sus recomendaciones y he quedado maravillado. Disfruté mucho de su excelente atención, de sus propuestas gastronómicas acompañado de un buen vino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR