Visita a Bled y Triglav, la Eslovenia más verde

Garganta VintgarDejando atrás Ljubjana, nos dirigimos hacia Bled y el Parque Nacional del Triglav, la zona a la que íbamos a dedicar tres días por ser la que más nos atraía.

En Bled nos alojamos las dos primeras noches en los Apartamentos Poldi, bonitos y limpios pero un poco alejados del centro del pueblo.

Nuestra primera visita por la zona fue a la Garganta Vintgar. Para llegar se debe tomar el desvío en dirección a Spodnje Gorje en el semáforo de la calle principal de Bled, a partir de ahí está todo el camino indicado. El acceso está controlado y se ha de pagar una entrada (4 € adultos). El recorrido es de 3,5 km ida y vuelta y está acondicionado con pasarelas de madera. Esta garganta es muy turística por lo que es recomendable visitarla a primera  hora si no te gustan las aglomeraciones.

Después, de vuelta a Bled, subimos al Castillo donde se puede sacar una de las mejores panorámicas del precioso lago de Bled y su isla. Más tarde, recorrimos parte del sendero que rodea el lago. En varios puntos puedes encontrar alquiler de barcas para llegar hasta la isla central, nosotros no lo hicimos pero puede ser una buena actividad para hacer con niños. Decir que lo peor de esta zona de Bled es el aparcamiento, el gratuito es casi inexistente y el privado es muy muy caro.

Lago Bled

Posteriormente, visitamos la Cascada Savica, que se encuentra en Bohinj, también de pago al precio de 2,5 € por persona más 3 € del aparcamiento. Y la verdad es que hay lugares mucho más bonitos en esta zona de Eslovenia y totalmente gratuitos.

Visitada la cascada, fuimos hacia el lago de Bohinj, más pequeño y tranquilo que el de Bled pero con mucho encanto. Allí nos comimos uno de los mejores helados que he probado en Eslovenia.

Lago Bohinj

En nuestro segundo día en Bled, madrugamos para coger el tren-coche que va desde Bohinj hasta Most Na Soci, en pleno corazón del Parque Nacional del Triglav. Elegimos esta opción porque la carretera que bordea el parque es bastante peligrosa, por ser estrecha y frecuentada por camiones. Además es toda una experiencia porque subes el coche a la plataforma del tren y haces el recorrido en tu propio coche, quedándote totalmente a oscuras cuando pasas por los diferentes túneles que hay. Podéis consultar horarios y precios en este enlace.

Tren Coche

Una vez en nuestro destino, nos dirigimos hacia Bovec. En el camino, teníamos pensado ver la Cascada Boka, una de las más espectaculares de Eslovenia por su altura y caudal, y subir hasta su nacimiento. Esta ruta es bastante dura por el desnivel y por ser muy escarpada, ya que no hay una senda sino que se sube por la propia montaña. Además el tramo final no es apto para los que padecen vértigo. Nosotros tardamos unas cuatro horas entre la subida y la bajada. Y tuve agujetas dos días más…

Cascada Boka

Ya de camino, y al inicio de la ruta anterior, se puede disfrutar del río Soca. Este río tiene el agua de un color esmeralda precioso. A mí me tenía totalmente embelesada, no podía dejar de mirarlo… A lo largo del río, donde se han habilitado pequeños aparcamientos, se puede disfrutar de puntos de especial belleza de este río, como sus gargantas.

Gargantas

Esta noche reservamos en los Apartamentos Nac Bovec para no tener que regresar a Bled ya que queríamos aprovechar bien ese día y el siguiente. El apartamento está en una casa de reciente construcción y todo estaba nuevo. Totalmente equipado y con todos los detalles.

Al día siguiente nos dirigimos a las afueras de Kobarid para ir hasta la Cascada Kozjak. Esta ruta es totalmente recomendable por su baja dificultad y por su belleza durante todo el recorrido. Es una auténtica maravilla cuando llegas a la cascada, ya que tiene un encanto especial por su enclave.

Cascada Kozjak

Por la tarde, y ya de camino de vuelta hacia Most Na Soci, visitamos la Garganta Tolmin. Es menos turística que la de Vintgar y de recorrido más natural. Precio de la entrada: 4 € por adulto.

Garganta Tolmin

Para volver a Bled, nos subimos de nuevo al tren-coche. Esta noche la pasamos en los Apartamentos Cvetka Bled. Bonitos, bien decorados, limpios y perfectamente ubicados. Destacar la atención de Jani, el dueño, y de agradecer todas sus explicaciones sobre el lugar y recomendaciones.

Hasta aquí nuestra experiencia en esta espectacular zona. Siguiente y último capítulo Postojna (zona kárstica) y Piran (costa eslovena).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR